Cuadros abstractos y la simbología del color

Cuadros abstractos y la simbología del color

En este post hablaremos de los óleos de temática abstracta y la importancia del color, cómo nos afecta la visión de determinados tonos y la relación que existe entre ellos. Y recuerda que a través de nuestra web podrás comprar cuadros al óleo con la garantía de una tienda física con más de 50 años de experiencia. ¡Empezamos!

Cómo nació la pintura abstracta

A principio del siglo XX, artistas como Wassily Kandisky empezaron a experimentar con la abstracción, fruto del desapego que sentían hacia el materialismo imperante de la sociedad de la época. Sus obras necesitaban trascender a un nivel más alto, hacia lo espiritual, y el pintor ruso encontró el camino mediante el arte abstracto.

"El color es un medio para ejercer influencia directa sobre el alma; el color es la tela, el ojo el macillo, y el alma es el piano con su cuerda."

Esta frase de Kandisky como analogía entre la pintura y la música, resume su visión de las Artes: Un color, al igual que una nota musical, tiene la capacidad de transmitir emociones; A su vez los tonos pueden modularse al igual que un instrumento musical tiene la capacidad de distorsionar su sonido.

Relación entre colores

Está claro que cada color nos evoca sentimientos distintos pero, ¿Cómo lo gestionamos cuando vemos varios colores a la vez, como por ejemplo, en un óleo abstracto? Una composición de colores se basa en el principio de armonía cromática dónde cada tono tiene una función. Por ello se dividen en tres grupos diferenciados:

-Dominante: aquel color neutro y más extenso, frecuentemente usado como fondo blanco o gris. Su función es destacar los otros colores de la composición, normalmente los opuestos.

-Tónico: Complementa al tono dominante y es el más llamativo de la composición por su valor y potencia.

-Mediador: Actúa como “puente” entre los dos anteriormente citados, creando una especie de transición entre ambos. También suele inclinar la balanza para que una composición sea mayoritariamente fría o cálida.

Cuadro abstracto como ejemplo para analizar la armonía cromática

En el siguiente ejemplo podemos observar un óleo abstracto dónde el blanco y marrón son los dominantes: se trata de colores neutros que sirven para destacar los otros tonos de la composición. En este caso son la franja celeste que actúa de tónico y la parte aguamarina superior: el tono mediador que acompaña al tónico y refuerza la tendencia fría del lienzo.

Paleta de color

La paleta de color se refiere a la amplitud del espectro cromático que se utiliza para pintar un determinado cuadro. Puede ser más o menos amplia dependiendo de lo que se pretenda transmitir: Los cuadros de tema abstracto, en general, utilizan una paleta de color muy amplia pues frecuentemente se utilizan muchos tonos distintos.

En lo que respecta a pinturas figurativas, si tiene más sentido reducir la paleta: En un atardecer lo normal es usar una paleta de colores cálidos como amarillo, rojo, naranja o rosado. Un efecto opuesto se conseguiría a través de tonos fríos: azules, verdes y violetas serían útiles para, por ejemplo, pintar una escena nocturna.

5 colores en cuadros y su simbología

Existen muchos colores y cada uno transmite distintos valores. A continuación os presentamos una selección con los 5 colores más característicos de nuestra galería de cuadros al óleo abstractos.

Rojo

Cuadro abstracto con tono rojo tónico

El rojo es uno de los colores cálidos por excelencia. Se le atribuyen valores como pasión, vigor, poder, fuerza y dinamismo. Es un color muy utilizado para llamar la atención y es muy útil para dar vivacidad a un determinado espacio. Aunque no hay que caer en el exceso, ya que al ser un color llamativo puede resultar incómodo. Tampoco es recomendable usarlo en dormitorios, siendo preferible tonos más suaves y conciliadores.

Por ello, el rojo es ideal en salones de colores neutrales dominantes al convertirse éste en tónico y protagonista. En el ejemplo superior el tono mediador corresponde al suave color arena del sofá, equidistante entre el rojo y los neutrales blanco y negro del lienzo.

Ámbar

Cuadro abstracto con color ámbar tónico

A camino entre el amarillo y naranja, el ámbar es uno de nuestros colores preferidos al mantener un buen equilibrio entre ambos. Evoca sobre todo belleza, sensualidad, optimismo y alegría. Se utiliza en pequeñas cantidades ya que al igual que el rojo es un color que en exceso puede llegar a cansar.

En el óleo superior el ámbar se entremezcla con naranja dibujando una franja horizontal. El círculo rojo refuerza la tendencia cálida mientras que pinceladas en celeste sirven como contrapunto frío.

Plata

Cuadro abstracto con color plata tónico

El plateado es también uno de nuestros colores fetiche, motivo por el que está incluido en la lista. Es un color que transmite modernidad, sofisticación y elegancia. Al ser un color tónico es usado en pequeñas cantidades y sirve para dar énfasis a determinadas formas y texturas.

Arriba se observa un óleo con algunos detalles en plata ayudan a resaltar las formas, como el círculo inferior. Combina muy bien con colores neutros como grises o negros: cuanto más oscuros son, más visibilidad tiene el plateado.

Turquesa

Cuadro abstracto con color turquesa tónico

Se dice que entre el azul y el verde está el color turquesa. Últimamente está muy de moda, junto con el tono aguamarina (que posee más verde y menos saturación). Como color frío que recuerda al mar, es envolvente, refrescante y tranquilizante. Recomendable utilizarlo tanto en salón como en dormitorio.

Arriba os presentamos un ejemplo de un bonito óleo abstracto con un color tónico turquesa acompañado por los tonos mediadores verde y gris sobre un fondo neutral blanco.

Violeta

Cuadro abstracto con color violeta tónico

Por último contamos con el color violeta, también llamado púrpura o morado. Es un color que simboliza, entre otros la extravagancia y la rareza, su simple uso ya denota una personalidad marcada. Nos gusta su uso en cantidades pequeñas, como acostumbramos a hacer con todos nuestros diseños.

En el ejemplo vemos un dormitorio que combina a partes iguales amarillo y violeta. Para el óleo se ha decidido poner énfasis en el violeta como color tónico: haciendo de tono mediador encontramos trazos rojizos sobre el usual fondo blanco.

Como siempre, esperamos que el artículo te haya resultado útil. Puedes encontrar más colores a través del buscador de esta web situado arriba a la derecha. ¡Hasta el próximo post!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code