Cómo colgar un cuadro con dos soportes. Consejos prácticos

Cómo colgar un cuadro con dos soportes. Consejos prácticos

Colgar un cuadro con dos puntos de soporte tiene dos ventajas principales frente a hacerlo con uno solo punto. Primera: El cuadro no se torcerá pues los dos soportes impiden tal movimiento. Segunda: el cuadro reparte mejor su peso; cada anilla traslada a la pared la mitad del peso del cuadro. ¿Desventajas? Únicamente el proceso es algo más largo, pero el resultado bien merece la pena.

Antes de nada hemos de fijar dos anillas al bastidor de madera de nuestro cuadro. Nuestra recomendación es la de enroscar una anilla en cada una de las barras laterales. ¿A qué altura deben ir? Utilizando un punzón calculamos la altura y a la vez marcamos el punto de entrada de la anilla (ver imagen). Con este procedimiento la anilla queda a unos 9 centímetros del borde superior.

Marcando la altura de la anilla con el punzón

Listo el cuadro pasamos a la pared. Siempre es útil que otra persona nos ayude en esta parte, sea para sujetar el cuadro como para orientarnos en su posición. Nosotros aconsejamos que, siempre que sea posible, intentemos colgar el cuadro a la altura de nuestra vista. Más que intentar “llenar” las paredes, nos interesa poder ver los cuadros de una manera cómoda.

Una vez elegida la posición definitiva dentro de la pared, procedemos a marcar uno solo de los soportes, puede ser indistintamente el izquierdo o el derecho. Marcado dicho punto podemos utilizar el sistema de colgar que más nos convenga. Un taco y una alcayata cumplirán esta función perfectamente.

Fijado el punto A, nos apoyamos en este para marcar el punto B

¿Por qué hemos marcado un punto en la pared y no directamente los dos que necesitamos? Una vez ubicado el cuadro a la altura y distancia deseada sólo nos falta preocuparnos por dejarlo perfectamente horizontal. Lo hacemos apoyando el cuadro del soporte que acabamos de hacer y “jugando” con la inclinación del mismo hasta encontrar su posición. Cuando la tengamos marcamos el segundo soporte.

Las lineas horizontales nos sirven de guía para colgar recto nuestro cuadro

Para conseguir que nuestro cuadro quede recto antes de marcar el segundo soporte podemos guiarnos de líneas horizontales tales como la intersección de la pared con el suelo. Hay que comprobar que las horizontales del cuadro y las del espacio sean lo más paralelas posibles. Disponer de una regla de nivel (aquellas con un medidor de burbuja) nos será de gran ayuda para encontrar la horizontalidad con precisión.

Puedes encontrar más información en el primer post, sobre cómo colgar cuadros con una sola anilla. Si te resulta útil este artículo ¡compártelo!

Cuadro imagen: Oleo abstracto amarillo 150x50cm.

Última edición del texto: 24/07/2018

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code

Vistas recientes

No hay vistas recientes

Menu